Consejos para cultivar tu cyclamen
13 septiembre, 2017
Cómo cuidar un olivo
2 octubre, 2017

Es tiempo de abonar, plantar, obtener esquejes, cosechar… Muchas de estas tareas verán sus frutos el año próximo. Mientras, el otoño se luce en el follaje de oro de las caducifolias, las bayas, las flores de temporada…

TAREAS GENERALES DEL MES

✓ Plantaciones, trasplantes, cambios de tiesto. Al igual que septiembre, octubre ofrece las condiciones climáticas ideales para plantar, y trasplantar de suelo a suelo si la especie lo resiste, árboles y arbustos: caducifolios que ya han entrado en reposo, coníferas en cepellón (si quieres un seto debes plantarlo ahora), laureles, adelfas, madroños, olivos… Ver Plantación y trasplante de árboles y arbustos.

• En todos los casos es recomendable abrir los hoyos unos 15 días antes de plantar.

• No te olvides de comprobar el drenaje (ver).

• Si plantas un árbol no dejes de entutorarlo, así resistirá mejor los embates del viento y crecerá bien.

 

✓ Poda. Si no has recortado los setos y topiarios de coníferas y perennifolias en septiembre, hazlo ahora. Aprovecha para limpiarlos de ramas secas, desviadas o estropeadas. Hasta la próxima primavera no necesitarás podarlas de nuevo.

 

✓ Abonado. Las plantas de flor de temporada —crisantemos, ásteres, tagetes, ciclámenes, agératos, coralillos, pensamientos, sédums, Bellis perennis— florecerán más tiempo si les brindas un fertilizante rico en potasio. Al césped, los ejemplares recién podados y el huerto les vendrá bien un aporte de abono orgánico (humus de lombriz, estiércol).

 

Fuente de Verde es Vida encontrarás información y fotos sobre las tareas de octubre.

 

Plantas
del mes

Liquidambar styraciflua

Malus floribunda

Freylinia lanceolata

OTRAS TAREAS

Vigila el ataque del oídio

El hongo oídio se manifiesta en forma de manchas de polvillo blanco en las hojas, capullos y frutos de muchas plantas. Favorecen su aparición la humedad ambiental que producen el rocío y las lluvias, y las temperaturas suaves, como las de este mes. Los evónimos, rosales, crisantemos, phlox, dalias, geranios, árboles como el roble y el plátano de sombra, muchos frutales (manzanos, melocotoneros, vides) y hortalizas (cucurbitáceas) son blanco de su ataque. Si se extiende, las hojas amarillean y caen; puede provocar incluso la desecación de partes de la planta.

• Prevención: Aplica periódicamente un fungicida preferiblemente sistémico, o fumiga con un fungicida con azufre como principio activo (se considera ecológico).

• Control: Si ya ha atacado, elimina las partes afectadas y fumiga con un fungicida de contacto basado en azufre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.