CÓMO USAR LOS FITOSANITARIOS
31 agosto, 2017
Tareas mes de OCTUBRE
2 octubre, 2017

El cultivo del cyclamen es sencillo pero, es cierto que necesita unos cuidados especiales para mantenerlos perfectamente durante todo el invierno. Aplicar estos consejos a vuestras plantas de cyclamen y comprobaréis los magníficos resultados.

  • En zonas con climas extremadamente fríos conservar la planta en el interior. Si por el contrario vivís en una zona dónde el verano es muy cálido colocar el cyclamen en un lugar sombreado.
  • Eliminar hojas, flores y tallos que se estén secando o marchitos.
  • Para colocar el cyclamen en el interior de casa es necesario que tenga mucha luz pero, tener cuidado con los rayos directos del sol.
  • Al realizar el riego eliminar acumulaciones de agua que puedan estar en contacto con la planta. No dejéis agua estancada en los platos de la maceta.
  • Podréis realizar riego por inmersión una vez al mes, para regar el cyclamen es necesario esperar a que el sustrato esté completamente seco. Los riegos más importantes son los que se realizan en su época de floración que es de Octubre a Mayo.
  • Al acabar su época de floración conservarla. El cyclamen tiene una vida muy larga, simplemente podar sus hojas y flores secas y plantarla en una maceta de más volumen. Colocar el cyclamen en el exterior y cuando acabe el verano comenzará a florecer de nuevo. En esta época no os excedáis con los riegos porque no consume mucha agua.
  • Cuando las hojas del cyclamen queden marchitas por un exceso de frío, agua o sequía y no conseguimos que se recuperen, podarlas al ras del suelo para conseguir una nueva brotación.
  • Para realizar el trasplante del cyclamen al suelo o a una maceta de mayores dimensiones, utilizar sustratos de alta calidad. Después de realizar dicho trasplante es necesario un riego para hidratar el sustrato nuevo.
  • Os recomendamos para su reproducción emplear semillas de cyclamen, es un método muy lento pero el resultado es mejor que utilizando sus bulbos.
  • Utilizar un abono para plantas de flor y añadirlo al agua de riego una vez al mes. Conseguiréis que florezcan con más fuerza y que no tengan carencias de ningún tipo.

Fuente todohuertoyjardín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.