Beaucarnea recurvata o “pata de elefante”

Ciclámenes: ¡cinco meses de flores!
22 enero, 2021
Plantas que generan energía positiva en tu hogar.
4 febrero, 2021

Son originarias de México y de algunos países de Centroamérica.

La Beaucarnea recurvata, también conocida como “pata de elefante” por el ensanchamiento de la base de su tronco, es una planta de interior muy decorativa con un robusto tronco del que salen sus largas hojas verdes.

La pata de elefante puede alcanzar los 10 metros de alto en su medio ambiente, pero en macetas no suele superar el metro y medio. La Beaucarnea es una planta de crecimiento lento cuya característica es el tallo que forma un tipo de hinchazón en la parte basal que sirve para almacenar el agua. La parte alta del tallo acaba con un mechón de hojas de un bonito verde intenso, largas sutiles y curvadas hacia abajo que pueden alcanzar una longitud de 2m con un ancho de 2,5 cm.

Las flores sólo aparecen en las plantas de una cierta edad y muy raramente.

Cuidados básicos

La Beaucarnea almacena el agua en la base de su tronco, por lo que no requiere de un riego abundante, especialmente en los meses invernales y cuando su tronco ya es leñoso. Espera a que el sustrato empiece a secarse para volver a regarla.

En verano, especialmente cuando las temperaturas superan los 30ºC, debes de aumentar la frecuencia de riegos y pulverizar las hojas.

Esta planta no se lleva nada bien con el frío y en invierno requiere de temperaturas superiores a 10ºC. y por ello que es habitual como planta de interior.

A la “pata de elefante” le encantan los espacios luminosos y no le importa estar expuesta a pleno sol.

Es una planta que crece lentamente y requiere de poco abono. Aplicar un abono indicado para plantas verdes una vez al mes durante los meses cálidos será suficiente.

Según van creciendo las hojas, las que quedan en la parte de abajo se van poniendo amarillas, por lo que tendremos que eliminarlas tirando de ellas suavemente hacia abajo.

Comments are closed.