“Por San Fermín el calor no tiene fin”, dice el refrán. La última quincena de julio y la primera de agosto suponen un claro desafío a la resistencia de las plantas. El riego es crucial. Las noches suponen un alivio para el jardín y la terraza… ¡y el momento ideal para disfrutarlos!

 

 

✓ El riego es de máxima importancia en julio. Utiliza aspersión para el césped; goteo para los arbustos, anuales y vivaces, setos y árboles, y regadera o inmersión (según) para algunas plantas de interior.

✓ Abonar las plantas de flor. Están a pleno rendimiento, de modo que necesitarán un abonado rico en fósforo y potasio y bajo en nitrógeno.

✓ Las plagas y hongos, a raya. El control de plagas y enfermedades sigue siendo clave. En lo posible, utiliza plaguicidas sistémicos y fungicidas de amplio espectro.

✓ Eliminar las malas hierbas. La escarda de malas hierbas no se debe descuidar. En algunos casos convendrá usar un herbicida; pide consejo en tu centro de jardinería.

Fuente: www.verdeesvida.es

6 Julio, 2017

Disfruta del mes de julio con estos consejos

“Por San Fermín el calor no tiene fin”, dice el refrán. La última quincena de julio y la primera de agosto suponen un claro desafío a […]
7 Abril, 2017

Esto es una estrada de prueba

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Fusce ornare elementum ante, vitae aliquet mauris finibus a. Mauris in urna id leo fringilla euismod ut sed […]